Te interesa: Los beneficios de los espárragos verdes trigueros

Los espárragos verdes son un producto de temporada que va desde el mes de abril y termina justo ahora en el mes de junio pero gracias a los supermercados aún podremos seguir consumiéndolos algunas semanas más.

Estas verduras son un buen aliado para la pérdida de peso ya que están compuestas en su mayoría por agua y tienen un nivel bajo de calorías. Además, tienen un poder saciante debido a la fibra que contienen que evita que consumamos otros alimentos que no debemos y regula nuestro tránsito intestinal.

Otra de las características de los espárragos trigueros es la gran cantidad de vitaminas que contienen, entre ellas A, B1, B2, B6, C y E. En cuanto a minerales son ricos en potasio, calcio, hierro y magnesio.

Su consumo también ayuda a evitar la retención de líquidos, es diurético debido a la asparaguina que ayuda a la producción de orina y elimina las toxinas del cuerpo, reduce el colesterol, favorece el sistema inmunitario, es antioxidante y cuida la salud de la piel.

Los espárragos verdes y los blancos son de la misma familia pero la diferencia está en la luz del sol. El espárrago blanco crece bajo tierra y se recolecta antes de salir a la superficie y los verdes reciben la luz del sol porque sobresalen de la tierra. Dicha maduración al sol hace que los espárragos verdes contengan más nutrientes que los blancos.

En la cocina podemos encontrar variedad de platos con esta verdura. Se pueden preparar a la plancha, al vapor, hervidos, revueltos, rehogados o acompañando a otros platos como guarnición. Combina muy bien con carnes y otras hortalizas y verduras, con tortilla, con queso y salmón ahumado y si quieres un toque muy diferente, con fresas o fresones.