Te interesa: Razones por las que deberíamos comer más verduras

Esta semana vamos a hablar de las verduras de hoja verde y lo importantes que son en nuestra dieta diaria. Entre ellas encontramos las acelgas, el brócoli, las espinacas, la lechuga, el kale, la rúcula, el berro, el apio, la col rizada y la achicoria.

Todas estas hojas verdes comestibles son bajas en calorías y en grasa, lo que favorece la pérdida de peso y el bienestar de nuestra salud.

Gracias a sus propiedades nos aportan una gran cantidad de nutrientes como un alto contenido de vitaminas A, B, C y E; minerales como el hierro, calcio, potasio y magnesio; alto contenido en fibra y ácido fólico.

También es importante el consumo de todas estas verduras porque ayudan a bajar los niveles de colesterol en el organismo y fortalecen el sistema inmunológico.

Otra de las grandes ventajas es que previenen enfermedades. Gracias a la cantidad de carotenoides, un tipo de antioxidantes, protegen de algunos tipos de cáncer.

Por último, es muy importante el método de cocción que utilizamos a la hora de cocinar las verduras. Para que no pierdan los nutrientes lo mejor es hacerlas al vapor.