Te interesa: ¿Por qué consumir miel de abeja?

La miel es un producto natural y nutritivo que proviene de la naturaleza.  La producen las abejas que recogen el néctar de las flores y la depositan en sus paneles para transformarla en este líquido dulce y pegajoso que llamamos miel.

Su composición es tan buena que se lleva utilizando siglos tanto como alimento para endulzar o como de medicina natural. Es un buen sustituto del azúcar y además fortalece nuestro sistema inmune.

¿Cuáles son sus propiedades? 

  • Tiene propiedades curativas: va muy bien junto  a unas gotitas de limón para infecciones de garganta y tos.
  • Mejora la piel y el pelo
  • Evita alergias
  • Es cicatrizante, antibacteriana y antiséptica, por eso es muy buena para tratar las heridas de la piel.
  • Ayuda a conciliar el sueño
  • Reduce el colesterol
  • Mejora a la digestión y al estreñimiento.

La miel, como todo, hay que consumirla con moderación porque aunque sea más natural que el azúcar refinado, tiene un alto contenido en azúcares. Y cuando uno está a dieta, se prohíbe su consumo.