Blog

Tonificar, parte de tu cambio.

in Consejos, Deporte, Te interesa 19 de julio de 2022

Cuando decidimos bajar de peso y nos ponemos a dieta, siempre nos van a recomendar que combinemos nuestros cambios alimenticios con deporte. La combinación de ambas suele ser una combinación ganadora, y eso lo sabemos todos, pero mucha gente tiende a pensar que el único objetivo de acompañar la dieta de ejercicio físico, es acelerar el proceso de bajada de peso.

Es cierto que el ejercicio ayuda a que la bajada sea más rápida, hay muchos entrenamientos enfocados en aumentar nuestro metabolismo basal, y contribuir así a agilizar el proceso, pero este no es el único objetivo.

Si lo que estamos persiguiendo es conseguir un cuerpo esculpido con el que sentirnos bien, definido y cuidado, debemos realizar ejercicios de tonificación, que son aquellos que nos permiten reducir la grasa corporal y ganar masa muscular.

Pero, ¿cuál es el mejor entrenamiento para esto?

Durante muchos años nos han repetido que, si queríamos adelgazar, primero teníamos que enfocarnos en las rutinas de cardio, sin trabajar fuerza ni ejercicios con peso, para después, cuando hubiéramos llegado a nuestro peso ideal, trabajar la tonificación. Sin embargo, los expertos aseguran a día de hoy que esto no es así.

El equilibrio entre trabajo de fuerza y trabajo de cardio sería en este caso la pareja perfecta, pero siempre atendiendo a los gustos de cada uno, ya que, de lo contrario, no vamos a disfrutar de nuestra actividad física y eso va a hacer que no creemos una rutina, porque ser constante con algo que no te gusta y que no disfrutas, es muy difícil. Te recomendamos que busques un entrenador que te acompañe y te guíe para lograr tus objetivos, pero siempre teniendo en cuenta que perseguirlos, te haga feliz.

¿Y si decido entrenar por mi cuenta?

En este caso debes mantenerte en equilibrar trabajo de fuerza y cardio, en este mismo orden. Existe el rumor de que el cuerpo tarda 20 minutos en empezar a quemar, y si bien esto no es cierto, ya que el cuerpo está quemando calorías todo el rato y a mayor actividad, mayor cantidad quema, sí que es verdad que el trabajo que quema de grasas tarda un poco más en activarse de manera principal, por lo que sería interesante empezar por el trabajo de fuerza y después continuar con los ejercicios de cardio.

¿Qué deportes ayudan a trabajar la tonificación?

Si eres de los que prefiere practicar un deporte más dinámico, en vez de una sesión de entrenamiento funcional, te dejamos algunas ideas de los deportes que más te ayudarán a tonificar. Son algunos como el running, la natación, el boxeo, el crossfit, la escalada o el spinning. Como decíamos, intenta buscar cuál se ajusta a tu disponibilidad, a tu condición física y también a tus gustos, con el objetivo de practicarlo con constancia, no coló para lograr alcanzar tus objetivos, sino también como forma de disfrute y tiempo personal para ti.

Como conclusión, tonificar debe estar incluido como parte de tu cambio desde el principio, ya que vas a conseguir bajar el índice de grasa corporal y aumentar el de masa muscular, y de esta forma, irás obteniendo resultados, esculpiendo el cuerpo de manera más progresiva y notarás una mayor bajada de volumen.