Blog

Receta OD: Helado de chocolate crunchy

in Recetas, Recetas saludables, Te lo proponemos 29 de julio de 2022

Con estos calores que estamos pasando, nuestro paladar pide a gritos un bocado de algo rico y refrescante. Y es que si hay un símbolo del verano, ese es el helado.

Amigo de niños y mayores, el helado es sin duda el capricho por excelencia de la época estival. ¿Acaso no es el postre perfecto para un día de comida familiar? ¿O esa última parada en la heladería antes de volver a casa después de un paseo de una noche de verano?

Sin duda alguna, los helados son un MUST en esta época y uno de esos caprichos que más echamos de menos cuando estamos a dieta. Por eso son muchas las personas que deciden pasarse a los helados caseros a base de fruta congelada y triturada cuando están vigilando su peso o cuidando su figura.

Sin embargo, y contra todo pronóstico, esta no es una buena solución. Las frutas, como es sabido, nos aportan fibra, vitaminas, minerales y carbohidratos de buena calidad. El problema comienza cuando pelamos y licuamos la fruta. Al triturarla rompemos los enlaces de los carbohidratos, transformándolos en carbohidratos simples, esto significa que serán absorbidos rápidamente, nos subirá el azúcar en la sangre y se comportarán en nuestro organismo de la misma manera que lo hace el azúcar, por lo que este helado aparentemente saludable, en realidad no lo es.

Por esta razón, desde Optimal DAP os queremos dar nuestra alternativa a los helados de este verano. Una alternativa rápida y fácil como ninguna.

Ingredientes: 

  • Batido OD de chocolate
  • 220 ml de agua fría
  • Un molde para hacer helados.
  • 3 avellanas y 5 cacahuetes al natural y pelados 

Preparamos el batido con agua fría de la manera habitual, mezclando los 220 ml de agua con los polvos de nuestro batido en la cocktelera OD, agitamos con fuerza. Cuando la mezcla sea homogénea, añadimos las avellanas y los cacahuetes, previamente machacadas la vertemos sobre nuestro molde para helados y lo llevamos al congelador.

Dejamos que se enfríe y cuando haya transcurrido el tiempo necesario, lo sacamos del congelador y nos disponemos a disfrutar de nuestro helado de chocolate con toque crunchy. 

Seguro que te sabe a gloria bendita. ¡Esperamos que te refresques!