Blog

Dejar de fumar sin engordar

in Consejos, Te interesa 1 de junio de 2022

Ayer, 31 de mayo, se celebró el DÍA MUNDIAL SIN TABACO. En primer lugar, queremos felicitar a todas aquellas personas que un día decidieron fumarse el último cigarrillo y encontraron la fuerza de voluntad necesaria para abordar un desafío tan grande como ese, y a la vez queremos animar a aquellos que piensan y quieren hacerlo pero les falta ese empujón.

Fumar es un hábito muy extendido y hasta hace no muchos años podíamos ver a gente fumando en el interior de un autobús o en la mesa de al lado de un restaurante. La adicción al tabaco es uno de los grandes desafíos para el ámbito de la salud en el siglo XXI y, aunque cada vez existe más concienciación al respecto, aún queda trabajo por hacer, tanto para abandonar el tabaco, como para que el hecho de hacerlo no suponga otro problema de salud, como es la ganancia de peso.

Y es que, cuando las personas consiguen dejar el tabaco, se da un hecho muy recurrente, y es que la báscula se dispara. Dicen los estudios que las personas que dejan de fumar aumentan unos 5 kilos de peso, y esto supone para muchos una barrera para dejar el tabaco.

Por eso hoy os traemos algunos consejos para evitar que esto te pase si estás pensando en dar ese paso hacia una vida más saludable libre de humos.

  • Acude a tu médico a la unidad de tabaquismo de tu hospital para pedir ayuda. Te ayudarán a diseñar un plan para que logres tu propósito.
  • Haz ejercicio. La nicotina y los tóxicos del tabaco aumentan el metabolismo nasal, es decir, nuestro cuerpo hace mayor gasto energético en reposo cuando somos fumadores. Contrarresta aumentando tu gasto energético y haz ejercicio para acelerar tu metabolismo.
  • Aprende a controlar tu hambre emocional y tu ansiedad. Vas a pasar momentos de mono, especialmente cuando te encuentres con una situación que te provoque ansiedad, y debes encontrar la manera de gestionarla para que esa emoción no vaya en aumento. Existen muchas estrategias para trabajar la ansiedad y el hambre emocional, quizás sea un buen momento para que empieces a trabajar la alimentación consciente.
  • Elige los alimentos adecuados. Es posible que sientas más ganas de comer, así que trata de elegir alimentos saludables para reducir la ingesta calórica. Algunos de nuestros productos como los bizcochitos de chocolate, nuestras barritas, galletas o cualquiera de los productos seleccionados entre nuestras tentaciones, puede ayudarte.
  • Aumenta tu consumo de agua. Funciona como sustituto del tabaco y la comida, y además te ayuda a limpiar el organismo después de dejar un hábito tan nocivo como el tabaco.

¡Ánimo, que tú puedes y nosotros confiamos en ti!