Blog

Ciclismo o running, ¿y tú de quién eres?

in Deporte, Te interesa 2 de junio de 2022

Hace años se veía en la tv en España una publicidad de un refresco que se hizo muy potente, o como diríamos hoy en día, se hizo viral. Consistía en el enfrentamiento entre los que preferían dicho refresco con sabor limón y los que optaban por el sabor naranja. Cada uno tenía sus preferencias y sus razones para ello. ¿Y TÚ DE QUIÉN ERES? Era lo que preguntaban al final del anuncio, y es que, sin duda, por más adeptos y fieles que tengo un producto, una actividad o cualquier cosa, nunca dejará de haber otro grupo de personas que sientan exactamente lo mismo, pero por otro producto, actividad o cualquier otra cosa contrapuesta.

En el deporte pasa lo mismo. Cada disciplina tiene a sus fieles seguidores que defienden siempre que su actividad es la mejor, la más efectiva o la más divertida, pero lo cierto es que practicar una y otra siempre será saludable, y cada uno debe elegir la suya en función de cómo de bien encaje en sus circunstancias particulares.

Sin duda, el running y el ciclismo son dos de las actividades deportivas más extendidas. Ambas pueden practicarse al aire libre, en ambientes urbanos o en la naturaleza, y ambas también pueden practicarse en interior, en un gimnasio o incluso en casa, ya que cada vez existen más domicilios donde se integra una zona de la casa para la bicicleta estática o la cinta de correr.

Sin embargo, a pesar de compartir su popularidad y los grandes beneficios que ambas tienen para la salud y la pérdida de peso, tienen algunas cosas que las diferencian y que harán que te decidas por una u otra en función de tu situación particular.

  • Pese a las afirmaciones que veáis sobre cuántas calorías se queman en cada actividad, este dato es difícil de calcular de manera generalizada, ya que en ambos casos va a depender de la velocidad, el peso de la persona, su eficacia, el terreno, etc. No obstante, si la intensidad y el tiempo fuera los mismos en ambos casos, correr quemaría más calorías que montar en bici, pero la realidad es que el tiempo de entrenamiento suele ser mayor en ciclismo, por lo que al final es fácil equiparar el consumo energético de ambos deportes.
  • Correr favorece la salud ósea. Al ser un deporte de impacto, la estructura de nuestro esqueleto se remodelar y se fortalece para soportarlo, favoreciendo así la salud de nuestros huesos.
  • El ciclismo es menos lesivo, precisamente porque no es un deporte de impacto. La recuperación post entrenamiento es más rápida y llevadera.
  • Es más barato practicar running. Fundamentalmente porque no necesitas más equipamiento que la ropa y calzado adecuado, mientras que la inversión es mayor para el ciclismo por la bicicleta y los distintos tipos de bicicletas o ruedas que debes de utilizar en función de la superficie o el terreno sobre el que vayas a robar.

Pero como sobre gustos no hay nada escrito, ahora te toca a ti decidir cuál es el que más divertido te parece, el que mejor se adapta a tus necesidades y objetivos y elegir… ¿tú de quién eres?